El portátil de ‘100 dólares’ debuta en el mercado

Barnet. (LaVanguardia.es)

El proyecto sin ánimo de lucro "Un portátil por niño" (cuyas siglas en inglés son OLPC), iniciado en el 2005 por el gurú digital Nicholas Negroponte, desemboca finalmente en el mercado real. Uruguay, Mongolia y Perú son los primeros clientes oficiales de este ordenador con fines educativos que ya se está fabricando en China y que afronta su debut comercial con menos peticiones de las esperadas. El precio, que al final es de 188 dólares, casi dobla las expectativas iniciales de un proyecto etiquetado en su día como "el portátil de 100 dólares".

La idea es que los ordenadores, que finalmente se llaman XO, sean adquiridos por los gobiernos para repartirlos entre las escuelas, pero para reforzar el lanzamiento del proyecto se ha puesto en marcha un plan de adopción que permite que los particulares compren dos máquinas, se queden una para ellos y donen la otra.

cxlaptopgreen

La firma taiwanesa Quanta Computer – uno de los mayores fabricantes mundiales de componentes para portátiles, aunque trabaja para marcas y su nombre no es conocido del gran público- está ya manufacturando los XO, de momento a un ritmo de 15.000 aparatos mensuales. Según el OLPC, Uruguay recibirá este mes los primeros 15.000 portátiles de un pedido total de 100.000, que podría ampliarse a 300.000 en el futuro.  Perú y Mongolia también están en la lista de clientes. Mongolia, con un pedido de 20.000 aparatos para un plan de prueba dirigido a escolares de entre 6 y 12 años; y Perú, con uno de 40.000 ordenadores para las zonas rurales más pobres del país. Estas cifras, aunque nada despreciables, están lejos de las barajadas inicialmente por un proyecto que hablaba de millones de ordenadores anuales. Y abren interrogantes sobré cómo encajarán los XO en la realidad, dado su precio final y la competencia de algunas compañías.

El portátil del OLPC, que tiene prestaciones técnicas muy interesantes y adaptadas al entorno educativo y al Tercer Mundo, cuesta mucho más de lo previsto y cualquier futuro abaratamiento del precio pasa por conseguir un volumen alto de producción.  Negroponte, que es el embajador del proyecto ante gobiernos e instituciones, ha explicado recientemente la diferencia que hay entre despertar interés por un producto y conseguir, luego, un pedido en firme de éste. Y ha citado los casos de Nigeria y Brasil como algunos de los países que habían mostrado afinidad hacia el ordenador pero que, de momento, no han realizado encargos.  Un factor en contra del XO es que tiene que competir con propuestas que imitan su plan. Microsoft, que ha visto una competencia en la utilización del sistema operativo Linux en este ordenador, ha lanzado en el Tercer Mundo un paquete para estudiantes que por tres dólares ofrece diversos programas, entre ellos Windows. Y el principal fabricante mundial de chips, Intel, al saber que la máquina del OLPC utiliza procesadores de su rival AMD, ha criticado el proyecto, pero ha puesto en marcha uno similar, llamado Classmate, al que se han apuntado diversos fabricantes. Nigeria acaba de adquirir 17.000 unidades del Classmate.

También hay valoraciones y críticas que señalan que el proyecto OLPC es demasiado ambicioso y que no tiene en cuenta la preparación de los maestros o las posibilidades reales de conexión a internet en muchos de los países. Pese a todos estos problemas, Negroponte ha reafirmado ahora el carácter educativo del plan y el paso adelante que supone la fabricación industrial: "Contra todos los que negaban el proyecto, hemos desarrollado y manufacturado el portátil más avanzado y ecológico del mundo, que está diseñado específicamente para inculcar la pasión por aprender en los niño". Desde el OLPC se ha comentado la necesidad de que el proyecto consiga pedidos de los numerosos países que han sido consultados y donde en los últimos meses se han probado cientos de prototipos del portátil.  Un factor de ayuda para este despegue puede ser el programa "Give 1, Get 1" (da uno, recibe 1) que desde esta semana permite a los particulares, de momento los norteamericanos y canadienses, comprar dos máquinas XO, una para ellos (en realidad para sus hijos) y otra para donar a un niño del Tercer Mundo. Según el OLPC, el objetivo central siguen siendo las compras gubernamentales, pero este sistema de adopción puede contribuir a hacer popular el plan. Según Jackie Lustig, portavoz del OLPC: "A los niños les gusta porque este es el primer portátil diseñado específicamente para ellos".

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s