“La conversación hoy en Francia se desarrolla en internet, como antes se realizó en los cafés”

lavanguardia.es

Pierre Assouline (Casablanca, 1953) es toda una institución del periodismo cultural europeo. Autor de cuatro novelas, diez biografías (entre ellas, las del editor Gallimard, el fotógrafo Cartier-Bresson, el dibujante Hergé o el escritor Simenon), ha trabajado veinte años en la revista "Lire" –diez de ellos como director- y, desde hace cuatro, ha revolucionado el mundo de la información literaria con su leidísimo blog La Republique des Livres, que cuelga de la página de "Le Monde". Un periodista clásico, de la mejor tradición cultural francesa, que ha dignificado Internet como medio para conocer algo en profundidad. El pasado viernes, pronunció una charla en CaixaForum Barcelona, dentro del ciclo que esta institución dedica a los cambios en el mundo de la edición.

"Oímos decir que en los blogs e Internet –afirma- se difunden rumores, cosas irresponsables, pero la realidad es que cada día hallamos pruebas de lo contrario. El otro día, leí en "El País" unos grandes titulares donde se acusaba a Kundera de ser un delator comunista en su juventud. Me quedé estupefacto. ¿Qué hice? Acudí a la versión de Kundera, que lo desmentía, estudié la acusación, investigué y vi que, en el fondo, no había nada sólido: incluso en la fuente original todo aparecía en condicional. Decidí, por tanto, no escribir nada en mi blog, mientras "Le Monde" y otros respetables diarios repetían la información de "El País", y mis propios lectores me preguntaban: ¿pero por qué no habla de lo de Kundera, con la que está cayendo? Al final me decidí a escribir una entrada que titulé: "Nada sobre Kundera", porque todo aquello era escandaloso, un ejemplo de manipulación sin investigación previa. Aquella intoxicación la lanzó la prensa escrita, no Internet".

Assouline –que también escribe en el dominical de "Le Monde", "Le Nouvel Observateur" y "Magazine Littéraire""- cree que « el blog es el medio más riguroso porque cuando cometo un error u omisión, enseguida hay algún lector que me lo hace notar y lo corrijo al instante, mientras que la prensa en papel perpetúa las equivocaciones". Presume de que cuelga un comentario cada día –a veces dos-, incluidos los fines de semana y las vacaciones. Tampoco cree que internet contribuya al empobrecimiento del lenguaje porque "no hace falta que usted se vaya a internet para ver que el lenguaje se ha empobrecido. Yo cuido la forma igual que en mis artículos en papel. La gente que acude a estos blogs culturales exige un periodismo bien escrito y debemos hacer un esfuerzo".

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s