El futuro del libro ¿está realmente en los eBooks?

magisnet.com / Cesar Montalvo

La popularización de los libros electrónicos mantiene en ascuas el mercado editorial.

El incremento en el uso de los smartphone –móviles con características similares a los ordenadores personales– y de los eReaders –dispositivos creados para la lectura de los libros electrónicos o eBooks– han cambiado la forma de entender la lectura. Esta nueva tecnología tiene sus mayores ventajas en la reducción de peso y tamaño –un eReader y una tarjeta de memoria pueden almacenar un gran número de libros–, la capacidad de adaptar el tamaño del texto a las necesidades de cada uno y la disponibilidad de textos gratuitos, como en Project Gutember y Biblioteca Cervantes. Algunos incluso ofrecen la posibilidad de conectarse a internet y escuchar música mientras se lee.

Pero, según los expertos, los eBooks no han afianzado todavía su posición. Los altos precios, la fragilidad de los aparatos y la ausencia de tacto, incluso del olor de los libros físicos son los principales argumentos de sus detractores. Para José de la Peña, director del área de debate y conocimiento de Telefónica “estos dispositivos que han creado una gran expectación posiblemente descenderán hasta el ‘valle de la desesperanza’ –lugar en el que acabará si no consigue su nicho de mercado y sólo es adquirido por los consumidores más innovadores–, para luego resurgir ocupando así su propio espacio en el mundo tecnológico”.

Por eso todavía se habla de una tecnología en alza, que se está popularizando entre el público general, pero que no se tiene ciencia cierta de hasta dónde llegará. Para el periodista Carlos Salas, quien participó  en la jornada sobre eBook. La puerta on line a la cultura impresa organizada por Telefónica, los aparatos todavía tienen un precio elevado. “Si reducen el precio a unos 70 euros –en la actualidad están entre los 200 y los 500 euros–, esta tecnología tendrá mucha más masa crítica”, aseguró Salas.

Un nuevo modelo
Este cambio del modo de leer no sólo afecta a los consumidores finales, es decir, a los lectores de libros. Las editoriales están buscando la forma de no naufragar en este nuevo panorama. Su situación es de lo más complicada, ya que según explica Santos Palazzi, director de marketing de consumo del Grupo Planeta “los editores no conocen a ese lector/comprador”. Pese a todo, las expectativas de mercado son optimistas. Según Palazzi, se espera que en 2014 haya 34 millones de lectores de libros electrónicos. Estos dispositivos no sólo están relacionados con los libros. Los periódicos también están buscando la fórmula para ser capaces de aprovechar esta nueva tecnología.

Estos diarios tienen en la actualidad más lectores que nunca, especialmente entre los jóvenes. Así lo explica Juan Luis Moreno, director de estrategia de internet del grupo de comunicación multimedia Vocento, quien asegura que “el sitio para informarse de los jóvenes no es el medio papel, sino internet. Esto es un cambio cultural importante”. Carmen Ospina, de Randon House Mondadori cree que ahora “cuando se lee, se publica a la vez. Las TIC proporcionan un feedback entre el lector y el escritor”. Otro caso curiosos es el de la compañía de comercio electrónico  Amazon , quien no sólo distribuye su popio eReader Kindle, sino que también dispone en su web de un elevado número de publicaciones on line. Estos libros electrónicos son, en muchos casos, ofertados a un precio más bajo para afianzar mercado frente al tradicional.

Los eBooks en Educación
Todavía es pronto para asegurar que los estudiantes de un futuro cercano vayan a cambiar los tradicionales libros de texto por eReaders, pero las Nuevas Tecnologías están acercando esto cada vez más a la realidad –gracias a las Pizarras Digitales o al uso de los ordenadores en clase–. Pero según Oscar Fajardo, de la editorial SM, existirán “bastantes años de convivencia entre el libro físico y el electrónico”. Este proceso de cambio será largo. Para Fajardo “el mercado no está todavía maduro. La penetración de textos digitales en los colegios es baja, por lo que hay muchas Pizarras Digitales que no se utilizan como tal”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s