Imma Tubella: “La universidad ha perdido el monopolio del conocimiento”

universia-blogs.net / Jorge Peralta

Para la rectora de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Imma Tubella, aún cuando la universidad es una de las instituciones con mayor resistencia al cambio, es necesario reconocer su nuevo rol dentro de la sociedad, donde ya no lo toca ser la dueña del conocimiento, sino su gestora.

“Ahora tenemos que asumir nuestro nuevo e interesante papel de mentores experimentados y acompañantes metodológicos, más preocupados en enseñarles a gestionar y completar el conocimiento disponible y a desarrollar su capacidad crítica que en enseñarles a memorizar unos conocimientos como si fueran una verdad única”, asegura la rectora de la UOC, una de las universidades no presenciales más reconocidas de Europa, con quien Universia Perú conversó en exclusiva, en el marco del día del Internet, que se celebra este 17 de mayo.

¿Cree que las universidades latinoamericanas ya han reconocido la enseñanza en línea como una necesidad o aún la ven con ojos recelosos, pensando que se trata de una amenaza al sistema educativo convencional?

En los últimos 15 años la UOC ha desarrollado un papel decisivo para prestigiar el concepto de educación a distancia en Latinoamérica. La UOC ha dado un ejemplo al mundo de cómo hacer educación a distancia de calidad con sistemas avanzados de tecnología adaptados al aprendizaje virtual (e-learning). Por otro lado, grandes e importantes universidades de Latinoamérica ven la enseñanza en línea como una oportunidad para posicionarse en el mundo en red, para posicionar sus centros y su oferta académica e investigación y para atraer talento del resto del mundo. En este sentido, todo apunta a que la dirección es buena.

¿Por qué cree que la universidad es tan reacia al cambio?

Desafortunadamente, academia y cambio conjugan mal. Ya lo dijo una ex rectora de la Universidad de Oslo: «Si quieres cambiar un cementerio, no puedes esperar gran ayuda de los que están dentro». Quizás hasta ahora no ha sido importante, pero vivimos un momento en el que no podemos perder mucho tiempo. El cambio no es lo que amenaza nuestra supervivencia como instituciones de enseñanza superior; lo que la amenaza es el inmovilismo y la negación de una realidad evidente. La universidad es una de las instituciones más antiguas y con mayor capacidad de resistencia al cambio, con dificultades para transformarse a ella misma. Si las universidades no podemos o no sabemos reenfocar nuestra manera de pensar y de actuar y redefinir nuestro papel en la sociedad, habremos fallado. En cambio, si nos atrevemos a trabajar a largo plazo, a fortalecer lo mejor de nuestro pasado y de nuestra tradición pero al mismo tiempo a repensar y reforzar nuestras instituciones para el futuro de forma innovadora y colaborativa, daremos señales a la sociedad de que sabemos cómo afrontar nuestros retos, y los suyos. Si no es así, los cambios se impondrán igualmente porque los liderarán (de hecho, los están ya liderando) nuestros estudiantes con su práctica cotidiana, y en la mayoría de los casos lo han hecho a pesar de nuestra resistencia. Así pues, estoy convencida de que la gran fuerza que cambiará la universidad será la práctica de los estudiantes digitales. Y, si no me equivoco, o los escuchamos y cambiamos el modelo pedagógico y transformamos las estructuras de gobierno o ellos lo harán por nosotros.

¿Por qué, si la universidad es el centro del saber, por donde transcurren los especialistas más destacados, en muchos casos –al menos en Latinoamérica – siempre está un paso detrás de los últimos avances en cuanto al uso de internet y tecnologías?

Porque, como decíamos antes, hay resistencias al cambio. La universidad desempeña un papel determinante en el desarrollo de la sociedad formando a sus futuros líderes y preparándolos para vivir en un entorno en transformación continua. De entrada hay que reconocer que la universidad ha perdido el monopolio del conocimiento. Los profesores ya no somos los únicos depositarios del saber. La red nos ha jugado una mala pasada. Ahora tenemos que asumir nuestro nuevo e interesante papel de mentores experimentados y acompañantes metodológicos, más preocupados en enseñarles a gestionar y completar el conocimiento disponible y a desarrollar su capacidad crítica que en enseñarles a memorizar unos conocimientos como si fueran una verdad única.

¿Cuál es el mayor valor que el uso de internet le puede otorgar a la universidad, dentro de sus políticas de gestión y enseñanza?

El mayor valor deriva de la necesidad de adaptarse a las demandas y a las necesidades de una población estudiantil no tradicional que requiere que nuestras universidades reconozcan la enseñanza en línea como una pieza fundamental para el futuro y que este reconocimiento vaya acompañado de una mayor flexibilidad institucional para hacer frente a las nuevas necesidades. Estoy convencida de que el futuro es híbrido presencial-virtual o, en el caso de los estudiantes a tiempo parcial, totalmente virtual. Cabe subrayar que la enseñanza en línea no tiene nada que ver con colgar materiales en la red; requiere, como en el caso de la UOC, repensar el modelo de aprendizaje y la misma estructura institucional y de trabajo del personal de gestión.

¿Cómo se implementa la Internet en la vida diaria de la UOC?

Internet forma parte del ADN de la UOC. Así, vamos introduciendo cambios en el modelo educativo de la UOC y en aplicaciones tecnológicas derivadas de los mismos avances que hay en la materia. Las redes sociales, nuevos gadgets que mejoran la accesibilidad a contenidos, etc., forman parte ya de nuestra actividad diaria. Así, por ejemplo, la UOC ya tiene quinientas asignaturas adaptables a diferentes dispositivos electrónicos móviles (libro electrónico, audiolibro y videolibro). Queremos estar en la vanguardia de la tecnología al servicio del aprendizaje virtual y de la innovación de modo que seamos un referente porque queremos un modelo de universidad abierta a la sociedad, motor de la estrategia de modernización del país y de liderazgo en la economía del conocimiento.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s