Los pros y contras de la hiperconexión

revistaenie.com / Hector Pavon

Un congreso sobre la práctica y la investigación en psicología dio lugar al debate del cruce entre tecnología, educación y sociedad. Ventajas y desventajas de la comunicación permanente.

El tándem jóvenes-nuevas tecnologías ha sido visualizado como blanco de análisis por diversas ciencias y disciplinas. Recientemente la antropóloga argentina, residente en México, Rosalía Winocur publicó el libro Robinson Crusoe ya tiene celular donde indaga, entre otras cosas, en el poder de los teléfonos celulares en todas las edades. “Esta versión optimista de que estas redes horizontales van a democratizar los pueblos y el acceso al conocimiento y los circuitos alternativos al poder convive con la versión pesimista que es el Gran Hermano que se instala en nuestras vidas con la fantasía del control absoluto. Pero tanto una versión como la otra tienen algo en común, que es un fuerte determinismo de la tecnología”, decía Winocur entrevistada en Buenos Aires recientemente.

Otro punto de vista. Hace pocos días se celebró en Buenos Aires el II Congreso Internacional de Investigación y Práctica Profesional en Psicología en la Facultad de Psicología de la UBA bajo el título “Clínica e Investigación: Contribuciones a las Problemáticas Sociales”. Una de las principales temáticas tratada fue la que relaciona Tecnología y Educación: que fue coordinado por Carlos Neri (UBA) y que contó con la presencia del prorrector de la Universidad de la República (Uruguay) Gregory Randall. Allí participó Diana Fernández Zalazar, subsecretaria de docencia (UBA) y docente a cargo de Psicología y Epistemología Genética II quien se explayó sobre el cruce de tecnología, educación y sociedad: “hay que situar que la tecnología ha ingresado a la escuela por presión del mercado y no por una necesidad de replantear la currícula ni las prácticas dentro del ámbito educativo. Conocer en la sociedad actual implica una posibilidad única respecto de la cantidad de información disponible y de las interacciones que permiten las redes sociales”. Zalazar agrega: “sin embargo notamos una gran disociación entre las prácticas con tecnología que cotidianamente utilizan los sujetos en el mercado y los limitadísimos usos que se realizan en la escuela. Aún se continúa con un modelo fordista de educación que fue útil pero en otra época. Dentro de los casos interesantes que se alejan de los modelos tradicionales de implementación de tecnología en la sociedad, podemos mencionar el desarrollado por Gregory Randall en Flor de Ceibo, del Plan Ceibal”.

El Congreso contó con más de 3.000 inscriptos, y entre sus actividades se incluyeron 21 Simposios, 18 mesas redondas, casi 200 mesas de trabajos de investigación y una Mesa Homenaje dedicada al Dr.Juan Samaja, a cuya memoria y producción científica se dedicó este Congreso.

Es inevitable poner en la balanza del bien y del mal la utilización de las nuevas tecnologías de comunicación como los teléfonos celulares, el chat, las redes sociales, entre los más jóvenes: “Es indudable que la infancia ha cambiado en su modalidad de comunicación, como ha cambiado la sociedad toda. Vivimos cada vez más conectados y a la vez más mediados por herramientas, artefactos que hacen que el mundo empírico ya no se aborde directamente. Cuando decimos virtualidad hay que entender que estamos hablando de lo real mediado por tecnología. La tecnología resignifica la ecología del mundo empírico, estableciendo instancias con mayores niveles de mediatización, automatización, sobre estimulación, aceleración y virtualidad.” Pero esta situación no se limita solamente al ámbito estudiantil o juvenil. “se lo observa en la modalidad que han tomado los vínculos intersubjetivos, donde, aunque se tengan relaciones cara a cara con amigos y familiares, igualmente se chatea, se envían fotos por celular o a través de redes sociales, se usa el sms para comunicar todo el tiempo dónde estoy , qué hago , cómo estoy, qué estoy pensando . En una lógica del aquí y ahora donde el sujeto ratifica a cada instante su identidad y donde lo efímero cobra visibilidad y el presente se transforma rápidamente en pasado inmediato. La tendencia hacia la iconización del lenguaje, al inmediatismo, la atención diversificada en la multitarea nos muestra la forma de adaptación que están teniendo los niños y jóvenes a estos nuevos entornos. Queda mucho por investigar y trabajar sobre las transformaciones psicosociales y cognoscitivas que imprimen las nuevas tecnologías, desmitificar las supuestas grandes capacidades que poseen sólo los jóvenes que las usan con destreza instrumental, así como también hacer caer las demonizaciones que cargan las tintas sobre lo negativo es una tarea que debemos emprender y que no depende del análisis de una sola variable. Los efectos con y de la tecnología hay que entenderlos dentro de una transformación sociotecnológica cuyo análisis implica una diversidad de variables dentro de un sistema complejo”.

 

Esta entrada fue publicada en Informática e Internet. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s