La UE quiere limitar a siete años la primacía de Google sobre libros digitalizados

Pilar Masoli

http://www.elpais.com

Todas las obras maestras europeas de dominio público deberán estar disponibles ‘online’ en 2016

ANTONIO FRAGUAS – Madrid – 11/01/2011

El dinero necesario para la construcción de 625 kilómetros de carreteras sería suficiente para digitalizar todos los libros de las bibliotecas de la UE o para el escaneado de todos los contenidos de audio custodiados en las instituciones culturales de los Estados miembros. Esta es una de las conclusiones del informe encargado por la Comisión Europea (CE) a un comité de sabios y que fue presentado ayer en Bruselas. En el texto (que la Comisión utilizará para ayudar a las instituciones culturales europeas a “entrar en la era digital”) pide que se limite a siete años “el uso preferente del material digitalizado concedido a los participantes del sector privado”. El gran participante del sector privado no es otro que el buscador Google, que en el marco de su programa Google Libros ya ha escaneado más de 10 millones de obras, muchas de ellas provenientes de bibliotecas europeas.

La posibilidad de dejar que otros buscadores rastreen en la ingente, y controvertida (ha recibido acusaciones de monopolio), base de datos que esta erigiendo Google nunca ha sido negada tajantemente por los portavoces de esta compañía. En octubre de 2009 el responsable en España y Portugal de dicho proyecto, Luis Collado, aseguró que “no se descartaba” la entrada de terceros. “Habría que ver qué valor añadido aportarían”, añadió entonces Collado.

Sin citar directamente al buscador, la UE afirma: “Debe fomentarse la cooperación entre el sector público y el privado. Esta cooperación ha de ser transparente, no exclusiva y equitativa para todas las partes y tener como resultado el acceso transfronterizo al material digitalizado para todos”.

Google Libros nació de manera controvertida en 2005. Una querella presentada por el gremio de autores y la asociación de editores de EE UU dio paso a un acuerdo de cooperación que ha sido tachado de monopolístico por el Departamento de Justicia de EE UU, algunos Gobiernos europeos, expertos, consumidores y compañías como Microsoft. El juez de Nueva York que lleva la causa para decidir si dicho acuerdo (matizado en varias ocasiones) se ajusta a la legalidad emitió su aprobación provisional del mismo en noviembre de 2009, pero todavía está abierto un período de vistas orales en aras a una decisión definitiva.

“Un nuevo Renacimiento”

El informe del comité de sabios recoge además una serie de recomendaciones que deberían traer “un nuevo Renacimiento” gracias a la digitalización del patrimonio cultural europeo. El texto, por ejemplo, emplaza a los Estados miembros a digitalizar y hacer disponibles online antes de 2016 todas las obras maestras de la cultura europea de dominio público. Esas obras deben estar disponibles en Europeana, el portal de contenidos digitales provenientes de instituciones públicas de la UE (bibliotecas, filmotecas, archivos, etcétera).

Otras de estas recomendaciones, difundidas por la UE en un comunicado, son las siguientes:

– “Las obras sujetas a derechos de autor, pero que hayan dejado de distribuirse comercialmente, tienen que ponerse en línea”. Si los dueños de los derechos de autor no deciden digitalizar y explotar esas obras, “las instituciones culturales deben tener la oportunidad de digitalizar el material y hacerlo público”, y remunerar por ello a los dueños de los derechos.

– “Las normas de la UE sobre las obras huérfanas (aquellas de las que no se conocen los dueños de los derechos) deben adoptarse lo antes posible”. La inmensa mayoría de las obras culturales europeas entran dentro de esta categoría de “huérfanas”.

– “Los Estados miembros deben aumentar de forma considerable su financiación de la digitalización para crear puestos de trabajo y fomentar el crecimiento en el futuro”.

– “Para garantizar la conservación de las colecciones en formato digital, una segunda copia de este material cultural debe archivarse en Europeana. Además, se debe crear un sistema por el que el material cultural que ahora debe depositarse en varios países lo sea una única vez”.

Los miembros del Comité de Sabios han sido Maurice Lévy (Presidente y Presidente del Consejo de Administración de la empresa de publicidad y comunicaciones Publicis), Elisabeth Niggemann (Directora General de la Biblioteca Nacional alemana y Presidenta de la Fundación Europeana) y Jacques De Decker (escritor y Secretario Permanente de la Real Academia de la Lengua y Literatura Francesas de Bélgica).

Esta entrada fue publicada en Informática e Internet. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s